Patrones del insulto

Por Matías Pocai – tw: @matiaspocai

El nuevo titular de la Udai Tandil, Cristian Salvi, le faltó el respeto a los trabajadores de Pinto y Chacabuco. A pocos días de asumir, remarcó ante los medios: “¡Acá se terminó la joda!”.

La generalización es, a todas luces, una ofensa para la gran mayoría de los laburantes de Udai, quienes, al margen de algunos casos puntuales, trabajaron bien todos estos años, mediante gestiones expeditivas que fueron reconocidas por los tandilenses.

Como un loro, el abogado repitió una frase que Mauricio Macri dijo en la coloquial charla que tuvo con Jorge Lanata. Ahora deberá demostrar con datos precisos en qué consistía esa joda y además lograr que el organismo funcione mejor que antes.

De lo contrario, muchos estarán atentos para recordarle que la horizontalidad es incompatible con la descalificación gratuita e injusta. Porque los patrones insultan, los semejantes respetan.

En pelotas

Compartimos este chiste de Rudy y Paz que publicó hoy en tapa Página/12.

enpelotas

Con ayuda de Abchoy, Interpol atrapó a un abusador sexual

El ex sindicalista Luigi Pedraglio ultrajó en 2012 a una nena de 12 años. Fue condenado a 5 años y 8 meses de prisión. Era buscado desde principios de 2016. El rol clave de un lector. Los detalles.   

detenidopedraglio

Por Matías Pocai.
Tw: @matiaspocai

Quince días atrás, cuando hacía mucho tiempo que estaba en el olvido, “Abchoy” reflotó el caso dando a conocer que la condena contra el gastronómico Luigi Pedraglio estaba firme y que además Interpol lo buscaba.

Pocos días más tarde, un lector se comunicó desde Martínez con esta redacción, preocupado, asegurando que Pedraglio vivía a una cuadra y media de su casa. Tenía datos precisos, que generaron el contacto de Interpol con este portal y con dicho vecino.

Fue así que los investigadores dieron con el lugar donde Luigi, utilizando el documento de Luis Pedraglio (su hermano), trabajó hasta hace pocas semanas. A partir de allí rápidamente la división especial de la Policía Federal dio con el paradero del abusador, que estaba cerca del primer lugar señalado.

La detención se produjo este jueves, a las 17.10, en la avenida Libertador y Alvear (foto). En ese sitio se encuentra el restaurant Las Olas (ex Dallas, de los hermanos Conzi), donde Pedraglio trabajaba de cocinero. Poco antes lo había hecho también, como Master Chef, de otro lujoso restaurante de la zona: Carmela.

Ahora, Pedraglio permanece en la Comisaría 4º de San Isidro. Tras las rejas.

Tandil: pedido de captura internacional para conocido ex sindicalista

Se trata de Luigi Pedraglio, ex titular de la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos en la ciudad. Casación ratificó la condena por abuso sexual. Ahora lo busca Interpol.

Por Matías Pocai.
Tw: @matiaspocai

26/05/2016.- Lejos estamos del 24 de abril de 2014, día que el Tribunal Oral Criminal Nº 1 de Tandil (juez Guillermo Arecha) castigó con 5 años y 8 meses de prisión a Luigi Pedraglio.

El ex titular del sindicato de los gastronómicos tandilenses fue considerado culpable de abusar sexualmente, en forma reiterada, a una nena de 12 años a principios de 2012.

Pero el tiempo pasó y la justicia siguió su curso, entre reclamos, por parte de familiares de la víctima, para que Pedraglio quede tras las rejas.

El 14 de mayo de 2014, el defensor oficial Carlos Kolb presentó un recurso de casación (que recayó sobre la Sala Tercera) cuestionando la pertinencia en el peso de las pruebas.

Un año y ocho meses más tarde, el 29 de diciembre del año pasado, el Tribunal de Casación (jueces Víctor Violini y Ricardo Borinsky) rechazó la apelación y confirmó la sentencia a 5 años y 8 meses de cárcel para Luigi.

Se busca

Mientras tanto, el 1 de febrero de 2016, Kolb insistió y solicitó a Defensoría de Casación que interponga un recurso extraordinario ante la Suprema Corte bonaerense.

Sin embargo, el 12 de febrero se ordenó la detención de Pedraglio. Como no lo encontraron en el domicilio que había denunciado, el 28 de marzo se pidió la captura internacional. Tres días después, Interpol ordenó la misma.

Así las cosas, todavía goza de libertad un ex dirigente que tiene condena firme por “abuso sexual reiterado en concurso real con abuso con acceso carnal en grado de tentativa y éste último alternativamente con abuso sexual gravemente ultrajante por las circunstancias de su realización”.

“Nos hicieron pasar mucho sufrimiento, éramos como esclavos para ellos”

formoseños

Antes de regresar a su provincia, los jóvenes que denunciaron a Merli SRL contaron cómo fueron amenazados y que, por ejemplo, estuvieron una semana sin un lugar donde hacer sus necesidades.

Por Matías Pocai.
Tw: @matiaspocai

Cuando uno repasa el encuentro con cinco de los ocho formoseños que fueron explotados laboralmente, se da cuenta que el maltrato traumó, por lo menos, a dos de ellos.

Elvio Vázquez, “el patrón”, como lo seguían llamando, es la personificación de ese trauma, el capataz que daba las órdenes.

“En realidad éramos más chicos, había un peruano y un paraguayo. Cuando empezó nuestro problema Elvio los echó a los dos. El peruano igual estaba renegado”, graficaron.

Y señalaron: “Primero estábamos en un obrador, éramos ocho arriba de dos colchones. Abajo teníamos ladrillos huecos para poner, tipo aislante, por la humedad. Reclamamos varias veces y nos decían: si no les gusta se pueden ir”.

Alojados más adelante en el Hotel Pasajero, gracias a un albañil que los convenció para que denunciaran ante la Uocra su situación, uno de los formoseños explicó con angustia que, si querían volver, no tenían dinero para los pasajes.

“Gastábamos todo en comida, nos vendían el taper a 40 pesos. No nos adelantaba y por ahí se atrasaba, le dábamos cinco días hábiles y se atrasaba diez o quince días”, indicó.

Otro se mostró molesto porque, para ir a trabajar, tenían que caminar una hora o pagar “al patrón” por el traslado. “Serían dos horas al día, colectivo no había, porque estábamos en un depósito de herramientas en Segundo Sombra y Circunvalación. ¿Qué tengo que hacer?”, preguntó con fastidio.

A las escondidas

Después de la primera intervención de la Uocra, en marzo, los jóvenes fueron trasladados a Ugalde y Rauch. Su nueva casa era ahora el primer piso de una obra en construcción, supuesta futura vivienda de la hija de uno de los dueños de Merli SRL.

De hecho, según contaron, cuando el arquitecto iba de visita con amigos a mostrar el avance obra, los formoseños debían descolgar la ropa tendida y esconderse.

La experiencia, posterior al primer pataleo, laceró la dignidad de los trabajadores, humillados como nunca.

“No había puertas, ventanas ni agua caliente, estuvimos una semana sin lugar para hacer nuestras necesidades. Tres dormíamos en una cama y dos en el piso, cuando llovía entraba agua, viento, todo”, recordaron con vergüenza.

De mal agüero

“Elvio trabajaba para Merli (José Mercapide y Jorge Liggerini), al arquitecto le dicen pájaro”, explica uno, antes de culminar la entrevista.

Otro, quería seguir hablando: “Nos hicieron pasar mucho sufrimiento, éramos como esclavos para ellos. No pagaban horas extras, nos mentían, prometían cosas que no cumplían y amenazaban con que iban a echar o bajarle el sueldo (de $350 o $400 por día) al que hablara”.

Quedan hechos por transmitir, pero a esta altura del relato, no suman a la cuestión de fondo. Como por ejemplo una tormenta, que voló el techo del galpón donde dormían y un “patrón” que, desentendido, les dijo: “Son cosas de la naturaleza”. Y de rufianes.

Trata de personas: varios allanamientos por la investigación contra Liggerini, Mercapide y Vázquez

pablolarriega

Los procedimientos se realizaron el martes en Buzón y Las Malvinas, Ugalde y Rauch, Nigro 1670 y el Pasaje 22 de septiembre. El fiscal aseguró que “hay elementos sobrados para hablar de un caso calificado de trata laboral”.

Por Matías Pocai – Tw: @matiaspocai

Dos brigadas de la Dirección Nacional de Investigaciones (Ministerio de Seguridad) coordinaron los allanamientos que este martes se realizaron en distintos puntos de la ciudad. De los procedimientos participó también la Subdelegación local de la Policía Federal, a cargo de Mario Jesús Madarieta.

“Fueron positivos, exitosos, se recogió documentación en la empresa (Merli SRL, ubicada en Buzón y Las Malvinas) y en una propiedad del capataz (Elvio Vázquez)”, dijo a “Abchoy” Pablo Larriera.

El Fiscal Federal explicó que, entre otros elementos, encontraron actas y documentación diversa que corrobora, por ejemplo, la relación de los imputados (José Mercapide, Jorge Liggerini y Vázquez) con los denunciantes, incluido un menor de edad.

“Tenemos elementos válidos, sobrados, para hablar de un caso calificado de trata laboral, por la cantidad de individuos afectados y la presencia de un chico de 16 años”, aseveró. Y contó que vecinos de los sitios allanados ratificaron la presencia de los formoseños en los lugares mencionados.

Víctimas

El 27 y 28 del mes pasado, este portal y el diario “El Eco de Tandil” respectivamente, dieron a conocer la denuncia de Daniel Sagrera (Uocra) sobre el sufrimiento de cinco formoseños que trabajaban en una obra de la Universidad Barrial (Nigro y Darragueira).

Ante esas publicaciones, Larriera, responsable de la Fiscalía Federal Nº 2 de Azul con asiento en Tandil (juez Martín Bava), inició de oficio una investigación que, en principio, ratificó y amplió las acusaciones del sindicato. Las presuntas víctimas no eran cinco, sino ocho. Y una de ellas tenía 16 años.

Rápido, con la colaboración de la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (Protex), se contuvo a las víctimas, quienes el 10 de mayo declararon. Luego fueron trasladadas a su lugar de origen, previo apoyo económico logrado por la Uocra a expensas de Merli.

Los formoseños en cuestión son: César Daniel Jaquet (21) y Epifanio Jara (29), quienes llegaron el 7 de enero a Tandil; un menor de 16 años, que llegó el 18 de ese mismo mes; Arturo (24) y Fredy Jara (26), quienes arribaron el 8 de febrero; Daniel Domíguez (19), Eduardo Cuevas (21) e Ilario Jara (21), que llegaron el 10 de marzo.

10 a 15 años de prisión

La condena por el delito de trata laboral va de 4 a 15 años a la cárcel. Sin embargo, de comprobarse el caso que nos ocupa y la explotación del menor de edad, la situación se agrava: la pena va de 10 a 15 años de prisión efectiva.

“Ahora la Fiscalía debe seguir analizando las pruebas, después viene la imputación y el llamado a indagatoria. No hay detenciones, porque las víctimas declararon, están a resguardo, los imputados no pueden interferir en la investigación y tienen arraigo, familia, en la ciudad, es decir, no se piensa que se vayan a fugar”, detalló Larriera.

El funcionario rescató el rol que tuvo el sindicato comandado por Sagrera y puntualizó que ante cualquier otro aviso, por parte de la sociedad, la fiscalía actuará para evitar trata laboral o sexual.

“Quiero transmitir la preocupación del Ministerio Público Fiscal de que estas prácticas no se reiteren y difundan, con gente inescrupulosa que se aprovecha de las necesidades de las personas”, expresó.

Para el hombre, el engaño fue una marca para que, durante varios meses, los formoseños hayan padecido maltrato. Durmiendo en sitios indignos, con patrones que le cobraban la comida y el traslado hasta el lugar de trabajo, “tirados así nomás en un obrador”, “lejos de su casa”, “sin recursos”, “con una paga muy por debajo de la que correspondía”, “teniendo que esconderse ante las visitas”, es decir, “una serie de situaciones que sin duda configuran trata”.

Foto: Fiscal Larriera.

Martín: “Mi verdadera llegada es Tandil el domingo 24 de julio”

Por Matías Pocai.
(Twitter: @matiaspocai

El tandilense Martín Rodríguez es sensación en el norte del país. Cientos de personas lo esperan ante la llegada a cada pueblo o ciudad. Chicos, trabajadores, policías, periodistas y funcionarios corren con él y su carrito de 70 kilos. Incluso la Reina del Sol (Gabriela Puerta) sorprendió por su compromiso con el “Desafío Solidario”.

“Quiero que en Tandil sepan que estoy bien de ánimo y físicamente, sin lesiones, queda poco”, respondió anoche al portal Abchoy.com.ar. El joven, de 25 años, tiene por delante más de 1600 kilómetros y 73 días hasta llegar a La Quiaca (partió de Ushuaia y lleva más de 4100 kilómetros recorridos).

El último tramo es difícil, cuesta arriba. “Falta lo más bravo, el desnivel y la altura son los rivales a vencer, en Salta tenemos una altura de más de 5 mil metros. Debo estar preparado para no apunarme”, explicó.

Combustible

martinuno

Martín está, otra vez, en el camino. Salió de San Juan, hizo 30 kilómetros por la Ruta Nacional 40 y le faltan 120 hasta San José de Jáchal. Calcula que en tres días llegará a esa localidad.

“De este lado de Argentina se está difundiendo mucho, ya saben lo que hacemos. Pueblos enteros me han esperado, transmisiones en vivo radio y televisión de mi llegada o partida de diferentes ciudades. Por ejemplo, en Mendoza me recibió el gobernador Alfredo Cornejo”, señaló.

Rocío se encarga de llamar primero a las direcciones de deportes de los lugares donde Martín está por arribar. “Ahora sucede que cuando mi novia toma contacto con municipios o medios de comunicación ya conocen el Desafío Solidario”, dijo.

Y agregó: “Pasan cosas increíbles, periodistas que te hacen notas, se emocionan y lloran, policías que en la ruta se acercaron con algún prejuicio y terminaron corriendo conmigo, más de 10 mil amigos en el Facebook. Todo es combustible que me permite arrancar cada día con las ganas del primero, más allá del lógico cansancio físico”.

Amigos

martinsiete

Ciertos tramos de la Patagonia fueron complicados, con frío y ráfagas de más de 120 kilómetros que le destrozaron la carpa donde dormía (manos solidarias después le regalarían otras dos). En Chubut, meticuloso, Martín planificó lo que faltaba de su travesía.

“Hasta ahora se cumplió todo lo que programé, el 20 de julio, Día del Amigo, llegaré a La Quiaca”, adelantó. Además, confió que escribirá un libro sobre la experiencia y que en 2017 hará, como segundo desafío, el Aconcagua.

“Un amigo que hice en el camino me enseñó que hacer cumbre no es llegar a la cima, sino cuando volvés a la base de la montaña. Por eso digo que mi verdadera llegada es Tandil el domingo 24 de julio”, remarcó.

Apoyo

martintres

El joven subrayó la importancia que tendrá el aliento de esa jornada, cuando se baje unos kilómetros antes de la ciudad para llegar corriendo entre sierras y tandilenses.

“La gente de Tandil se ha portado un montón, aunque por ahí no tanto los empresarios, que menospreciaron la iniciativa cuando fuimos a pedir una mano”, recuerda Martín.

Sabe que hoy, a nueve meses de su partida, es como un héroe para miles de argentinos. De esos que no se encuentran a la vuelta de la esquina.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.